Turbinas dentales: ¿Qué son y cómo escogerlas?

Equipamiento odontologico GMS
La informática en la clínica dental
julio 5, 2017
Autoclave clase B
julio 12, 2017

Turbinas dentales: ¿Qué son y cómo escogerlas?

Las turbinas dentales son instrumentos odontológicos rotatorios que funcionan por comprensión de aire, canalizado directamente a través de una manguera de unidad dental mediante  un acoplamiento. Además, entre las diversas herramientas de esta modalidad, éstas destacan por ser las que más velocidad poseen – 100 mil hasta 500 mil rpm- pero es la que tiene menos torque.

¿Cómo funcionan las turbinas dentales?

Cuando estos dispositivos dentales comienzan a generar velocidad, se origina un calor  friccional por toda la fuerza propulsora en el rotor del cabezal, de manera que están integrados con un mecanismo de inyección por aire y agua para enfriarlos.

Las turbinas dentales están especialmente diseñadas para realizar trabajos que ameriten la eliminación de tejidos duros del diente, como: esmalte y material de prótesis, así como también es posible usarlas contra-ángulos multiplicadores.

 

 

Aspectos que ocasionan fallos en las turbinas dentales

Las turbinas dentales, como cualquier otro dispositivo, también suelen dañarse o presentar fallos, que por lo general son causados por:

 

  • Rodamientos generados especialmente en la jaula del rodamiento, a causa de fragmentos, presión desproporcionada del aire, desgaste, temperaturas muy elevadas durante la fase de esterilización, la utilización de torno doblados, etc.

 

  • Rápido enfriamiento con agua fría luego de su esterilización.

 

  • Lubricación irregular.

 

  • Poner el instrumento a funcionar sin el torno.

 

  • No utilizar los tornos apropiados.

 

  • Pésima resistencia de desgaste de la boquilla.

Factores a considerar al momento de comprar turbinas dentales

Durante el proceso de selección de una turbina dental es indispensable tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Tecnología de la cabeza: mientras más pequeña sea, mejor funcionará para otorgar una mejor visión al dentista durante la operación. También se debe tener en cuenta su altura junto con la fresa, pues si es muy baja la medida, la cabeza perdería fuerza.

 

  • Vibración: el ruido suele ser molesto para el paciente, así que mientras más vibre generará menos perturbación.

 

  • Torque: se refiere a la capacidad que poseen los instrumentos rotatorios para continuar girando, en efecto, a mayor torque más podrá seguir en movimiento.

 

  • La cantidad de orificios de irrigación: lo ideal es que tenga cuatro, ya que al poseer menos no irrigaría lo que se demanda y sobrecargaría la turbina.

 

  • Iluminación: este es un punto de vital importancia durante el proceso de selección de las turbinas dentales, ya que si incorporan luz (preferiblemente LED) facilitará la visibilidad del dentista durante la intervención.

 

  • Potencia: mientras más potente sea el instrumento odontológico más eficaz será el trabajo.

 

  • Material: el material con que el que está fabricado la turbina determinará su resistencia y su vida útil. Entre los materiales como el cromo, aluminio y el titanio, este último es el preferido por los especialistas, puesto a que los instrumentos diseñados con este material son resistentes, duros y ligeros, un aspecto bastante demandado por los dentistas para manipular mejor estos aparatos.

 

  • Tipo de agarre: con el curso del tiempo la sujeción del instrumento se va tornando más difícil para el odontólogo, de manera que puede terminarse resbalándosele de las manos. En efecto, mientras más muecas y rigurosidad posea el mango, el agarre será más óptimo.

Para acabar…

Vale destacar, que dado a las características especiales de las turbinas dentales, es decir, sus altas velocidades y su empleo riguroso, la competencia entre los fabricantes es muy  intensa en el mercado, por ello, hay que ser meticuloso al momento de hacer tu elección.

 

www.equipamientoodontologicogms.cpm

info@equipamientoodontologicogms.com